Aleksandr el Francotirador

  • Torre del Destino
  • Arenas
  • Mazmorras
  • Boss
  • Facciones

 

Estadísticas de Aleksandr el Francotirador

GeneralMazmorrasTorreones
6/10 Campaña 8/10 Minotauro8/10 Vacio
5/10 Arena Defensa 4/10 Araña 5/10 Fuerza
6/10 Arena Ofensiva4/10 Caballero de Fuego5/10 Espiritu
5/10 Señor Demoniaco6/10 Dragon 7/10 Magia
7/10 Facciones5/10 Golem de Hielo6/10 Torre del Destino
6/10 Hydra

Análisis de Aleksandr el Francotirador

Aleksandr el Francotirador es un campeón legendario que fue añadido al juego a principios de Diciembre de 2021 como campaña promocional junto con Oleksandr Olegovich Kostyliev, también conocido como S1mple, que es un jugador profesional de CSGO (Counter-Strike: Global Offensive) para Natus Vincere, también conocido como NAVI.

Sacaron también un código promocional «S1MPLE» que nos daba algunos recursos y que funcionaba mientras duró la promoción. Logueando entre estas fechas es la única manera que tendréis de obtener a este campeon ya que no podréis invocarlo de fragmentos. Peeero no todo o que brilla es oro, ya que es un campeón bastante inútil para casi cualquier jugador de mid/late game, y aunque tenga el aura y la categoría de Legendario, es, como mucho, un épico mediocre. Sus habilidades tienen un handicap de que hacen un efecto DECENTE pero solamente si el objetivo es de la faccion de Orcos u Ogretes, cosa que no se cumple en gran parte de las ocasiones, haciendo a este campeón bastante malo y limitado. Sirve únicamente como material promocional y que ayudará a nuevos jugadores durantes sus primeras semanas de juego, hasta que les salga un épico o un raro mejor. Con ver el video-guia de arriba tendréis toda la información necesaria, pero os dejo aquí como lo equipé y las maestrías que llevaría.

Habilidades de Aleksandr el Francotirador

Guerra Ártica [ATK]

Ataca a 1 enemigo. Tiene un 50% de probabilidad de colocar una desventaja [Congelar] durante 1 turno. La probabilidad aumenta al 75% contra enemigos de las facciones de Orcos y Ogretes
Nivel 2: Daño + 5%
Nivel 3: Daño + 5%
Nivel 4: Daño + 5%
Nivel 5: Daño + 5%
Multiplicador de daño: 3.7 ATK

Rociar [ATK] (Reutilización: 4 turnos)

Ataca a todos los enemigos. Tiene un 75% de probabilidad de colocar un perjuicio del 60% [Disminuir DEF] durante 2 turnos. También tiene un 75% de probabilidad de colocar un debuff [Debilitar] contra enemigos de las Facciones de Orcos y Ogretes durante 2 turnos.
Nivel 2: Daño + 5%
Nivel 3: Daño + 10%
Nivel 4: Probabilidad de Mejora / Desventaja + 10%
Nivel 5: Probabilidad de Mejora / Desventaja + 15%
Nivel 6: Enfriamiento -1
Multiplicador de daño: 4.6 ATK

Nacido para ganar (Reutilización: 5 turnos)

Ataca a 1 enemigo. Elimina todos los buffos del objetivo. Elimina todos los beneficios del objetivo antes de atacar al apuntar a enemigos de las facciones de Orcos y Ogretes.
Nivel 2: Daño + 10%
Nivel 3: Daño + 10%
Nivel 4: Enfriamiento -1
Multiplicador de daño: 7 ATK

Aura

Aumenta la PUNT de los aliados en todas las batallas en 60

LORE

El hombre que Aravia conoce hoy como Aleksandr el Francotirador no nació como una leyenda. Nadie hubiera imaginado que el único hijo de humildes comerciantes estaría destinado a hazañas heroicas, pero el destino tenía muchas pruebas crueles reservadas. Y donde las dificultades hubieran roto a un mortal menor, Aleksandr enfrentó esos desafíos de frente y se convirtió en algo mucho más grande de lo que estaba destinado a ser.

Cuando era un bebé, vio a su familia asesinada ante sus propios ojos por salvajes asaltantes Orcos que habían descendido sobre su caravana comercial como buitres. No perdonaron a nadie en su furia sedienta de sangre, y si la madre de Aleksandr no lo hubiera escondido debajo de un carro volcado, él también habría perecido por la espada. Por un golpe de suerte, los agricultores locales encontraron al niño tembloroso en medio de la carnicería cuando investigaron el ataque y lo aceptaron como propio.

Llamado Aleksandr por su padre adoptivo, el joven elfo pasó sus primeros años en relativa paz. Aprendió el oficio de los campesinos y trabajó la tierra, ayudando a su nueva familia a ganarse la vida en las duras tierras del interior de Kaerok. Por desgracia, eso no duraría mucho. Los Elfos Oscuros de Durham se enteraron de que un niño elfo había sido adoptado por humanos y criado como campesino, un insulto a su noble raza. Uno de sus cohortes invadió la finca y exigió que se les entregara al niño. De lo contrario, la vida de todos se habría perdido. Aunque le dolía mucho abandonar su hogar, Aleksandr se fue con los Elfos Oscuros voluntariamente a cambio de salvarles la vida a los campesinos.

Así comenzó el período más angustioso de su vida. Sus nuevos maestros buscaron purgar la «mancha de la debilidad humana» de él y reformar a Aleksandr en un arma para servir a su voluntad. Pasó por un entrenamiento arduo y francamente sádico hasta que se destacó con el arco, aprendió a cazar y matar sin remordimientos. Los Elfos Oscuros eran astutos y avivaron las llamas del odio en el corazón de Aleksandr, dirigiendo su furia hacia los Orсs y Ogryns que lo habían privado de sus verdaderos parientes. Afortunadamente, esos salvajes se criaron como ratas, y Aleksandr no carecía de presas. Le gustó mucho perfeccionar su habilidad y cazar grupos de asalto del Pacto Gaellen.

Sin embargo, un giro final del destino aún estaba reservado para él. Un giro que lo llevó de regreso al camino que nunca pensó volver a pisar. Una noche, Aleksandr limpió un campamento de orcos en el bosque y encontró a un prisionero que habían tenido los asaltantes: un sacerdote de Lumaya. Intrigado, Aleksandr decidió liberarlo, pero no podía imaginar que hablar con el anciano resonaría tan profundamente con recuerdos medio olvidados en su corazón.

Después de esa reunión, Aleksandr huyó de su vida anterior y buscó la aceptación en el reino de los Altos Elfos. Le aguardaban muchas aventuras y peligros, pero su habilidad y determinación nunca flaquearon. El despiadado asesino había muerto, y en su lugar nació Aleksandr el Francotirador, capitán de los Aravian Rangers y protector de los débiles. Hasta el día de hoy, él mantiene su vigilia, siempre listo para luchar contra el mal sin importar la forma que adopte.